Buscar
  • marotitamarota

¿Qué bandera tienes tú?


¿Qué bandera tienes tú?

La mía es de hierba y cielo,

la mía es es verde y azul.


Estos versos de Joaquín López Bustamante, de su poemario La puerta entorná, editado por Libros de la Herida, me devuelven a un pensamiento que vuelve una y otra vez a mi mente estos días. Poner una bandera de Ucrania en mi ventana.

No me gustan las banderas, no me gustan las fronteras, no me gustan las nacionalidades, me repito. Y luego oigo dentro al lama budista de quien recibo enseñanzas: no es el objeto, es tu relación con el objeto.

Intento estar lo más consciente posible acerca de mis elecciones a la hora de manifestarme en nuestro mundo saturado de símbolos. Intento responsabilizarme de cómo me represento, del mensaje que emito y al mismo tiempo acepto que no puedo controlarlo y que su recepción depende en gran parte de la percepción de los demás, de la proyección de los demás. Intento no manipular los símbolos para mi propio beneficio… ¿hay algún símbolo más manipulado que una bandera?

Joaquín se refiere con “verde y azul” a la bandera del pueblo gitano: la hierba y el cielo. Ayer leí que los colores de la bandera de Ucrania representan el trigo y el cielo y me conmovió. Estoy apoyando en Sevilla a lxs ucranianxs como puedo, con cosas pequeñas desde mi inmenso privilegio de vivir en paz y poder ayudar, y sobre todo avergonzándome de mi ignorancia (mis vecinos de abajo resulta que son ucranianxs y yo creía que eran rusxs, igual que a mi en EE.UU me tomaban siempre por mexicana).


Me avergüenza que esta invasion me toque tanto y otras, más lejanas, sobre personas más otras, es decir más reconociblemente distintas a mi, ni me hayan rozado. Es bueno que occidente se sienta en peligro, es un baño de realidad verte reflejadx en esas personas que huyen de la violencia perdiéndolo todo, tan parecidxs a mi, a ti, a nosotrxs. Cuanto antes aceptemos que nada volverá a ser como antes, mejor. Cuanto antes nos reconozcamos privilegiadxs y nos dispongamos a compartir esos privilegios, mejor. De otra manera, los golpes inesperados de un siglo que revienta de injusticia y desigualdad llegarán a la puerta de nuestra misma casa. Y la tirarán abajo.

El COVID nos unió pero pronto lo olvidamos. Esta invasion es para mi otro recordatorio, todos estamos en el mismo barco, somos todos iguales ante la violencia, el dolor, la muerte.

¿Cómo ayudar? ¿Una bandera, un donativo, una manifestación? ¿Qué sale de la culpa, qué es superficial, qué es útil y beneficioso? ¿Qué es real?

Joaquin López Bustamante presentará su poemario el 10 de marzo en la Peña Torres Macarena, Sevilla, a las 20.00 h.

76 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Manifest